¿Se puede seguir confiando en Google? La respuesta es NO. »

Fuente: Enrique Dans

Share
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*